Tonos cardíacos T1 y T2

Los dos tonos cardíacos principales de un corazón sano suenan como "lab dap". "Lab" corresponde al primer tono cardíaco, denominado habitualmente T1(S1), y tiene su origen en una turbulencia causada por el cierre de las válvulas tricúspide y mitral al inicio de la sístole. El segundo tono cardíaco, denominado T2(S2) y que corresponde a un sonido "dab", se produce debido al cierre de las válvulas aórtica y pulmonar y marca el final de la sístole. Por lo tanto, el periodo de tiempo que transcurre entre el primer tono cardíaco y el segundo tono cardíaco define la sístole (eyección ventricular) y el tiempo transcurrido entre el segundo tono cardíaco y el primer tono cardíaco siguiente define la diástole (llenado ventricular). A continuación, le invitamos a escuchar un ejemplo de un tono cardíaco normal:

Vamos a ver a continuación los valores correspondientes a una frecuencia cardíaca normal. Cuando el valor de la frecuencia cardíaca es superior a los valores considerados normales, se habla de taquicardia; cuando la frecuencia cardíaca es inferior a los valores considerados normales, se habla de bradicardia.

  • Lactantes: entre 100 y 160 latidos por minuto
  • Niños de 1 a 10 años: entre 70 y 120 latidos por minuto
  • Niños mayores de 10 años y adultos: entre 60 y 100 latidos por minuto
  • Deportistas: entre 40 y 60 latidos por minuto

A continuación podemos escuchar un tono cardíaco normal correspondiente a un niño de 1 año de edad que no padece cardiopatía alguna. Una frecuencia cardíaca rápida es habitual en los niños y en los individuos sanos tras el ejercicio físico:

Si tiene dificultades a la hora de identificar la sístole (el intervalo entre T1 y T2) utilice la otra mano para tomar el pulso en el cuello. La fase ascendente del pulso coincide con el inicio de la sístole y se produce inmediatamente después del T1. Es decir, escuchará el T1 justo antes de la fase ascendente del pulso y escuchará el T2 durante la fase descendente del pulso.